Kamikaze Factory On sábado, 19 de marzo de 2011 At 15:19
Durante el año se suceden miles de salones, exposiciones y jornadas relacionadas con la cultura y el entretenimiento japonés en todo el mundo y todos ellos requieren de soportes publicitarios que anuncien las fechas y los contenidos de los mismos.

Así pues, existen muchas oportunidades para demostrar qué valía tenemos como ilustradores diseñando el cartel para algunos de esos eventos.

Para todos aquellos que se lancen al ruedo, vamos a explicar algunos trucos y consejos para realizar un buen cartel manga de diseño:

1. TENER CLARO QUÉ TIPO DE EVENTO ANUNCIAMOS.
No es lo mismo hacer un cartel para un evento cultural relacionado con la tradición japonesa que unas jornadas de manga con talleres más desenfadados y concursos de karaoke y cosplay. El cartel debe reflejar en la medida de lo posible y de un solo vistazo qué nos vamos a encontrar. E incluso dónde. Añadir elementos en el cartel que incidan en el lugar donde se realiza ayuda a que situemos sin problemas el lugar en el que se realiza.

2. ANALIZAR A QUÉ PÚBLICO VA DIRIGIDO. 
Gran parte del éxito de una imagen publicitaria reside en que el público objetivo al que va dirigido se sienta identificado. Por lo general el recurso más manido es colocar a una chica vestida con kimono. Bien, en España pocos kimonos se ven en los salones del manga. Pero en cambio sí hay muchas góticos, lolitas, geeks, skaters... jugar con las tribus urbanas hace que el público se sienta más identificado, al verse reflejado en el cartel.

3. BUSCAR DOCUMENTACIÓN.

Mirar otros carteles, pósters y publicidad de eventos no manga nos dará una visión más completa de cómo se componen este tipo de diseño, nos dará ideas y nos ayudará a conseguir un resultado más original. Es bueno saber qué está de moda, cuáles son las últimas tendencias e intentar innovar. Sobretodo en el apartado de tipografías, existen múltiples webs donde podemos encontrar fuentes que darán uno toque más profesional a los acabados del diseño.

4. PREPARAR VARIOS BOCETOS.
Con estos tres puntos bien asumidos, podemos empezar a esbozar nuestras ideas. Un cartel no es una ilustración al uso ya que hay que pensar en los textos que hay que insertar posteriormente. Por lo tanto cuando planteemos las propuestas hay que contar con ello. Y recordad siempre que una ilustración para publicidad no es lo mismo que un dibujo que hacemos para nosotros. Nuestra creatividad tiene que estar al servicio del evento que queremos promocionar.

5. ASPECTOS TÉCNICOS.
Para trabajar de manera profesional debemos entregar nuestro cartel a 600 ppp, CMYK y un tamaño razonable, que vaya desde el DIN-A4 al DIN-A3. Cuando escaneemos nuestro dibujo (si lo hemos realizado a mano), hay que dejar la línea bien limpia e incluso vectorizarla en Photoshop, para conseguir un acabado más limpio. Este truco es muy sencillo y apto para versiones posteriores al Photoshop CS.

1. Con los Ajustes de Imagen (niveles, brillo/contraste, curvas) conseguimos que el negro de la línea destaque y el fondo quede blanco. A poder ser, cuando se escanee, mejor hacerlo en Mapa de Bits (blanco y negro puro, pero entonces hay que escanear a 1200 ppp) o en Escala de Grises.

2. Una vez tenemos esto listo, seleccionamos con la varita mágica todo el blanco del dibujo desactivando la opción de "contiguo" en el menú de la herramienta. Una vez seleccionado le damos a invertir.

3. Tras ello podemos ir a la ventana Trazados y convertir automáticamente la selección en Trazados o por el contrario ponernos sobre la selección y variar las opciones de conversión en Trazados.

4. Una vez tenemos el Trazado listo lo rellenamos de negro en una nueva capa y en Modo de Fusión Multiplicar sobre la línea original.

De esta manera tenemos un acabado "vectorial" y más limpio de nuestro dibujo.

6. ACEPTAR CRÍTICAS Y CONSEJOS.
El proceso de creación de un buen cartel es largo y laborioso, por lo que es más que probable que durante el proceso perdamos un poco el norte de la ilustración. Si tenemos otros colegas dibujantes o diseñadores, ellos pueden ver fallos o errores que tal vez que no vemos e incluso aconsejarnos sobre qué mejorar. Aunque al final la última decisión siempre es la nuestra. Tampoco dejéis que os mareen.

Con estos seis punto claros, lo único que falta es ponerse a dibujar.

1 comentarios:

Sira dijo...

Hola, me encanta este tutorial, seguro que me vendrá muy bien :)
Os puedo pedir un favor? Si lo veis viable estaría bien un tutorial de como realizar una ilustración manga